Challenger Surbiton – Daniel Evans vs James Ward

Challenger Surbiton – Daniel Evans vs James Ward

Duelo fratricida entre Daniel Evans, nº 55 del mundo y James Ward, que tras estar de baja desde mediados de Septiembre del año pasado, ha visto como ha caído 500 posiciones de la lista ATP, merodeando actualmente el top-750 mundial.

Daniel Evans no ha hecho una gira de arcilla demasiado positiva, pues salvo en el Conde de Godó, ha sido incapaz de ganar dos partidos seguidos, pero no hay que olvidar que por sus condiciones tenísticas, la arcilla es la que peor se adapta a su saque y volea y que nunca he destacado en arcilla y no deberíamos tener demasiado en cuenta sus 4 derrotas consecutivas como resultado más reciente para valorar en qué estado de confianza llega aquí. El año pasado cayó en 2a ronda ante el siempre difícil Marius Copil, jugador de características similar al británico y contra el que acabó sucumbiendo saliendo a cuotas de ligero favorito.

Por lo que respecta a James Ward, es otro jugador con un buen nivel al saque, que ha superado a Daniel Evans en los dos precedentes entre ambos, pero que fueron cuando ambos tenistas estaban fuera del top-1000 mundial. Debuta aquí esta temporada recibiendo una wild card de la organización, y sinceramente, por la dificultad de romper el servicio rival en estas condiciones y que ambos británicos tienen el saque y volea como punto más fuerte, buscaría un over de juegos, pero la línea está situada en 22 juegos y con la falta de ritmo competitivo de James Ward, prefiero mantenerme al margen.


Related Articles

Challenger Vicenza – Rubén Ramírez Hidalgo vs Matteo Berrettini

Otro partido similar al que disputarán Máximo González y Gianluca Mager, siendo esta vez el español Rubén Ramírez Hidalgo como

Challenger Surbiton – Reilly Opelka vs Matthew Ebden

Partido entre una de las jóvenes promesas norteamericanas, que hace justamente un año ocupaba el puesto 800 del mundo y

Challenger Vicenza – Leo Mayer vs Matteo Donati

Decía en la previa del partido entre Leo Mayer y Iñigo Cervantes, que la victoria del argentino era tan probable